Copy

Plan détox para tu casa

Así como para nuestro cuerpo es importante una purificación y limpieza a través de una alimentación sana para eliminar las toxinas, nuestro hogar también lo requiere. Con el pasar de los años, tendemos a conservar cosas que realmente no requerimos. Pero, ¡es momento de librarse de ellas! y hacer un plan détox.

Para comenzar, olvídate del “podría necesitarlo”. Esto te ayudará a no recargar tu casa y ampliar la sensación de comodidad. Para ello, te traemos una estrategia perfecta y sencilla para desintoxicar y purificar tu vivienda.

De adentro para afuera

Si queremos un cambio radical en nuestro hogar, comencemos por nosotros. Despídete de tu viejo armario. Elimina la ropa que esté rota y gastada. Haz lo mismo con las sábanas y toallas.

Respira y vive. Abre las ventanas de tu dormitorio al primer resplandor del sol. De esta manera, se refrescará el ambiente y tu alma. Despeja la mesita de noche de los libros, medicinas y accesorios no indispensables. Ubica cada cosa en su lugar.

Zona de confort

Deshazte de los adornos rotos, velas aromáticas consumidas, muebles deshilachados o jarrones que no van con tu estilo. No los necesitas. Mientras el espacio se mantenga despejado, la sensación de calma y sosiego te llenaran de regocijo.

Cambia los colores

Arriésgate y cambiar los colores de tu hogar. Pintar un muro, representa algo nuevo. Si aún no sabes qué hacer, comienza por renovar los cuadros y fotografías. Si tu decisión es solo cambiarlos de lugar, de igual manera se notará un gran cambio.

Llena tu casa de verde

Luego de despejar tus espacios y hacer una limpieza profunda, incorpora algunas plantas naturales en tu decoración. Además de brindarte olores agradables, purificará el aire al filtrar un alto nivel de monóxido de carbono en el ambiente.

La cocina

Aunque es uno de los lugares más importante de nuestra morada, la cocina también es donde se acumulan más cosas. Continúa con este plan détox vaciando por completo la despensa. Bota lo que no necesites.

Ubica en frascos de vidrios productos como el arroz, el azúcar, la harina y la pasta. Identificada cada uno con su fecha de caducidad. Esto, facilitará el orden.

Empareja los toppers y las ollas con sus tapas. Si alguno ya no tiene su pareja, deséchalo. Revisa los utensilios de la cocina, si solo están ocupando espacio, es mejor que los regales a alguien que sí les vaya a dar uso.

Cocina a fuego lento. Las temperaturas altas, suelen generar sustancias tóxicas y una gran pérdida de nutrientes en los alimentos. Respira y vive.

Baños

Dile adiós a esos tubos y frascos vacíos. Revisa uno por uno y los que ya no tengan el producto original, bótalos. Recuerda el botiquín. Solemos dejar por años las mismas medicinas. Muchas ya están vencidas. Toma tu tiempo, examínalas y si es de tirarlas, no lo pienses.

Elimina las toallas viejas y gastadas. Así como renovaste tu armario, el baño debe pasar por el mismo proceso. Ventílalo para evitar la acumulación de moho. Para eliminarlo de las baldosas, el vinagre y el agua oxigenada serán tus mejores amigos, pero no los mezcles.

Recuerda que tu hogar es el lugar de encuentro que escogiste para vivir y conquistar nuevas experiencias. Haz de ella una aliada que te ofrezca bienestar y confort. 


No Comments

Post A Comment