Copy

¿Jóvenes en casa? Te traemos los mejores tips para decorarles su habitación

Decorar una casa o una habitación para convertirla en nuestro preciado refugio, siempre ha sido un gran reto. Pero, ¿has pensado lo que representa enfocarse en el cuarto de un adolescente? Para muchos, este es un desafío aún mayor, ya que ellos tienen su propio estilo e ideas, los cuales van cambiando constantemente por las modas del momento. 

Que si el color, las pinturas, muebles nuevos, cama o litera… en fin, desde aquí comienza esta batalla. Aunque nosotros somos los que correremos con los gastos, no podemos dejarnos llevar por el presupuesto, sino por el deseo de nuestro hijo.

Ellos siempre querrán imponer su personalidad en cada rincón del espacio, por lo que debemos dejarlos elegir. Nuestro papel, en este sentido, será guiarlos para que escojan la mejor opción. Una que nos encante y simpatice a todos, tanto a él como a nosotros.

Es importante que el estilo de decoración sea el más apropiado y conveniente. Que logre emanar tranquilidad y haga que el joven se sienta a gusto con el lugar, ya que éste será su nuevo abrigo, donde estudiará sin problema y descansará sin perturbaciones. 

En Spazio di Casa hemos decidido hacerte este blog con los mejores tips para decorar la habitación de tu hijo y poder congregar los gustos de ambos para obtener, al final de esta contienda, los mejores resultados.

Inclúyelos en el plan

Para comenzar este recorrido, es importante que compartan ideas de cómo se imagina la nueva habitación. Si tu hijo carece de creatividad, ayúdalo preguntándole sobre algún deporte que le guste, cuál es su banda musical favorita o qué cosas le agrada. 

Luego, ve el cuarto, analiza el espacio y las paredes. De nada servirá si compras un gran armario o cama y después no puedan ser ingresados por la puerta principal. Además, discute con tu hijo sus colores favoritos, su estilo y que decoraciones podrían gustarle. Recuerda que este será su nuevo universo. Por ello, es importante que tu hijo también se involucre en la compra, esto ayudará a que ambos se inspiren.

Color, el paso más importante

Decidir qué color elegir será determinante. Guíalo. Puedes partir de un diseño o un estilo, aunque cualquier elección será la adecuada, si es la seleccionada por el adolescente. 

Los tonos claros pueden ayudarte a obtener mayor espacio. Sin embargo, los mobiliarios juveniles que encontramos en las tiendas se presentan en colores vivos.

Poseer muebles de estos colores impone un estilo moderno. Podrían hacer juego perfecto con paredes y cortinas blancas o de tonos claros. Todo se verá actual e innovador.

Si quiere un ambiente relajado y sereno, los tonos pastel son los indicados. Muchos jóvenes podrían considerarlo aburrido, pero no es así, ya que se logra una armonía. Se podría elegir un color como base, para luego, con la ayuda de unas cuantas pinceladas (azules turquesa, fucsias, naranjas, verde, rosa, morados, rojo) se rompa con la monotonía, logrando un ambiente alegre.

Papel para decorar

Si la decisión por el color a elegir se complica o simplemente tu hijo opta por no querer pintar su habitación, existen millones de modelos de papel para decorar paredes. Éstos van desde estampados de flores, hasta motivos exóticos o tropicales. De acuerdo a las tendencias impuestas para este año, estos dos últimos están de moda. Esta es una opción rápida y fácil de aplicar.

Combinación perfecta

Ya entrando en la decoración, los muebles de madera, bien sea de tonos grises o blancos, logran la combinación perfecta cuando se quiere lograr un ambiente neutro. A esto, le puedes agregar varias pinceladas verdes o azul turquesa, de acuerdo a la decisión del joven, para añadir un toque cálido.
Además, podrías incorporar cojines, cortinas o muebles tipo puff. Estos últimos son muy versátiles, prácticos, cómodos, y lo más importante: a los jóvenes les encanta. 

Toma en cuenta que los colores de los textiles deben ir en sintonía con el revestimiento que escojan. Con respecto al orden de la habitación, tener una zona de almacenaje de las cosas (ropa, libros, películas, videosjuegos, material de escritorio, útiles escolares, juguetes) es trascendental.

¿Poco espacio?

El tener un espacio reducido no es un problema. Solo hay que evaluar las dimensiones y escoger las mejores opciones que se adapten al cuarto. Literas con escritorios incorporados, camas plegables y demás accesorios, son parte de las líneas que fácilmente se consiguen en las tiendas. 

Otra opción es hacer que los muebles se ubiquen por encima de la cama, dando la ilusión de tener, dentro de la habitación, un segundo nivel.

No Comments

Post A Comment