Copy
trucos para mantener la casa limpia

4 Trucos fáciles para mantener tu casa limpia

Para muchos la limpieza es esa tarea aburrida y pesada que evitamos hasta que nos damos cuenta de que algo, en algún lado, huele mal. No es nuestra culpa, hoy en día el poco tiempo libre que tenemos es necesario que lo dediquemos a cuidar nuestra salud mental, hacer ejercicio o descansar. Como sabemos que tu tiempo es demasiado valioso como para perder horas limpiando, buscamos los mejores trucos que te ayudarán a mantener la casa limpia sin mucho esfuerzo:

Aprovecha cada momento

Mientras te duchas, puedes matar varios pájaros de un solo tiro. Por un lado te bañas y por el otro puedes aprovechar para lavar las prendas delicadas que se dañan en la lavadora. Después de escurrirlas, deja que se sequen en la cortina de la ducha.

Otro día puedes llevar contigo productos de limpieza de baño y un paño. Asó aprovechas y le das una pasada rápida antes de salir.

Oculta tu desorden

Es bien sabido que el desorden llama al desorden. Si una habitación tiene objetos por todos lados, es más fácil que vayamos dejando otros. Total, ¿qué importa una cosita más?

Para que todo se vea más ordenado, coloca una gran cesta o caja con tapa en cada habitación. Allí podrás meter todas las cosas que estorben y, como bono, todo se verá recogido.

Un clóset para la ropa sucia

Lo que no sea ropa limpia y planchada, siempre va dentro de las cestas de ropa sucia. ¡Pero es sorprendente lo rápido que se llenan! Por eso lo ideal es tener un armario para todas las prendas que debas lavar.

Invertir en una secadora te librará de los tendederos y el vapor de la ducha sirve como plancha para tejidos ligeros.

Adiós a las pesadillas de la cocina

La cocina es una de las estancias que más detestamos limpiar. Ahorrarás tiempo y esfuerzo si, de vez en cuando, calientas un minuto en el microondas un bowl con agua y el jugo de un limón. El vapor se expandirá y hará su magia, de modo que con tan solo pasar un trapo húmedo todo quedará limpio y sin olores.

Otro truco fácil y eficiente es no fregar la licuadora. Llénala de agua caliente con jabón y enciéndela. Luego, enjuaga para que quede reluciente.

Nuestro último truco de cocina es que te deshagas de todos los menús de restaurantes chinos y los imanes. La puerta de la nevera es una superficie tan grande que si está despejada todo parecerá más limpio. ¡Inténtalo!

No Comments

Post A Comment