Copy

4 ideas para decorar baños pequeños

Siempre es un reto equipar un espacio pequeño. Por una lado necesitas muebles funcionales y por el otro quieres que se vean bien. Como reto, hoy nos pusimos darte ideas para baños pequeños.

Recuerda que lo más importante a la hora de decorar un baño desde cero, o de hacer modificaciones a uno existente, es que sea práctico. Entonces, si la idea es crear un baño con aire moderno, debemos tener en mente que necesitamos todos los elementos necesarios para el día a día: bañera o ducha, espacio de almacenamiento, espejo y buena iluminación.

Por eso, el primer paso es planificar y distribuir todo, de acuerdo al espacio disponible. Es preferible renunciar a algo, antes que saturar el baño y hacer que no puedas moverte en él con facilidad.

Sigue leyendo nuestras ideas para baños pequeños:

Elige una ducha

Cuando de baños pequeños se trata, lo habitual es instalar una ducha y no una bañera, por la sencilla razón de que lo pueden hacer a medida y se aprovecha el espacio.

Dos consejos: hazlo de obra y elige el mismo material tanto para el suelo como para las paredes, de esa manera tu baño parecerá más grande.

En segundo lugar, pon una mampara de cristal para aislar el plato y evitar que caiga agua fuera. De esa manera, al tratarse de un baño pequeño, no restamos visualmente espacio como ocurriría si colocaras un muro o unas cortinas.

Muebles que se adapten al espacio

Aquí seguramente necesitarás guardar varios enceres. Cuando el baño es pequeño no queda más remedio que agudizar el ingenio. Pero, afortunadamente, hoy en día tenemos muebles que van bajo el lavamanos y que tienen una gran capacidad de almacenamiento.

También puedes colocar una estantería aprovechando el retranqueo de una pared o la superficie que queda libre sobre el inodoro. Si vas a hacer trabajos mayores, pide que te hagan una hornacina para colocar los productos de higiene personal.

Utiliza colores neutros

Al decorar un baño con poco espacio, lo mejor es utilizar colores neutros para suelos y paredes. El blanco, gris, beige, azul y verde (los dos últimos en tonos suaves) encajan bien en espacios reducidos y hacen que la habitación se vea más espaciosa.

Usa el estilo que más te guste

Por último, no te dejes llevar por las modas. A fin de cuentas, es tu casa y debes sentirte cómoda en ella. Utiliza tu instinto para adornar con lo que te gusta y te sientes a gusto, sin importar que sea en un estilo minimalista, rústico o vintage.

No Comments

Post A Comment